Edición 70

Editorial

Con este número cumplimos un aniversario más: para Aventura Vertical representan 19 años de ediciones ininterrumpidas, promoviendo los mejores destinos de aventura y naturaleza de México. Diez y nueve años se dicen fácil, pero no lo es. Hemos sido testigos, actores e impulsores de este segmento turístico en el país.

Observamos como se han posicionado poco a poco las actividades turísticas en áreas naturales y en convivencia con comunidades rurales; también, en las ferias turísticas, la mayoría de los estados del país empiezan a ofertar productos turístico que enlazan aventura, naturaleza y cultura local.
En esta edición recomendamos aprovechar esos momentos libres para conocer las montañas más altas de nuestro planeta o algunos paradisiacos lugares. México cuenta con lugares extraordinarios como el desierto, la costa o la montaña para visitar. En estos días de descanso podemos elegir alguno de nuestro interés, por su clima, su naturaleza o cualidades mágicas. De ahí que los invitamos a conocer la costa norte del estado de Veracruz con el reportaje La Flor, Enseñanzas Indígenas; Quintana Roo con Holbox, ecoturismo y aventura en mar y tierra; La Huasteca Potosina, paraíso terrenal para la aventura. Estos lugares se caracterizan por presentar productos de turismo de naturaleza administrados por comunidades indígenas, empresas ejidales o prestadores de servicios privados; en éstos, los paisajes son de un atractivo sin igual.


Un extraordinario viaje es el que se hace por la serranía del estado de Querétaro, en donde al campamento El Jabalí y el Pueblo Mágico Peña de Bernal te ofrecen experiencias de naturaleza y culturales únicos. Como un merecido homenaje a la Pareja en Ascenso, Badía Bonilla y Mauricio Ahumada, les presentamos la crónica de su más reciente aventura en el Himalaya, el Broad Peak, la historia del ochomil más alto.
En Aventura Vertical nos sentimos comprometidos con la conservación de las áreas naturales de forma sustentable. Por ello, no publicamos ni promovemos actividades que involucren directamente el uso de vehículos motorizados como diversión, sin un fin de conocer y cuidar la naturaleza: si bien estas actividades pueden ser turísticas, no necesariamente son de ecoturismo.
Estas actividades son muy invasivas, contaminantes, que impactan severamente los caminos; sin embargo, en la crónica que nos presenta Iván González se hizo una excepción, ya que para recorrer 28 km se utilizó la cuatrimoto en un camino de terracería de uso cotidiano para los pobladores de las comunidades serranas. El propósito de este recorrido era conocer parte de la sierra queretana y este trasporte fue el utilizado para lograrlo por su difícil acceso, sin menoscabo de la naturaleza.
Amigos lectores, esperamos que disfruten y sea de utilidad esta edición. Las imágenes son una invitación a conocer México. Reciban un cordial abrazo de todos los que colaboramos en esta revista.
Un mejor año 2015.
Carlos González.