Edición 75

Editorial 

Amigos lectores, estamos nuevamente al final de otro ciclo y de otro año de extraordinarias experiencias, de grandes recuerdos y memorables aventuras.
Si bien sabemos que existen situaciones lamentables y difíciles de entender que afectan nuestro entorno, en esta edición les compartimos diversas acciones positivas que han contribuido en la conservación de los ecosistemas y el desarrollo de las comunidades rurales, así como en el rescate de su historia y sus tradiciones. Ante todo, es muy importante tomar conciencia de que los ecosistemas y la biodiversidad en todo el mundo están amenazados constantemente por las acciones humanas; por ello, tenemos que cambiar la forma de hacer las cosas: es decir, festejar la biodiversidad y modificar la forma en que obtenemos nuestros alimentos, para evitar la generación de basura y desechos inorgánicos que dañan nuestro planeta.

El reciclaje y la reutilización creemos no ha sido una opción suficiente, ya que ha potencializado el problema de la basura. La solución, a nuestro juicio, sería generar menos materiales inservibles y producir otros más amigables para su reutilización.

Amigos lectores, les deseamos unas felices fiestas, de paz, de reflexión, de buenos propósitos y, sobre todo, de grandes aventuras.

Carlos González