Aventura Vertical 81

La protección de los recursos naturales es cada día más necesaria, porque hemos olvidado que tanto el territorio como el paisaje forman parte de estos recursos. Es necesario tomar en cuenta que éstos actúan como indicadores del estado actual de nuestro patrimonio natural y cultural.

CLICK PARA LEER

La biodiversidad, que se refiere a la variedad de organismos vivos en el planeta, incluye a los ecosistemas terrestres y acuáticos, así como las diferentes especies microscópicas, macroscópicas y los genes que habitan en ellos, es decir, todas las formas de vida en nuestro planeta.

Esta riqueza es uno de los principales factores que motivan los viajes, ya que la variedad de paisajes y ecosistemas conservados son los grandes atractivos en los destinos turísticos y esto es especialmente relevante en el caso del turismo de naturaleza, que se basa en el conocimiento, disfrute y contemplación de la diversidad biológica y sus relaciones geográficas y culturales mediante experiencias que generan en los visitantes disfrute, sensibilidad y compromiso con los lugares visitados.

Los valores naturales y culturales de un territorio se ponen de manifiesto a través del patrimonio. De ahí que en esta edición presentamos algunos lugares dignos de visitarse por su territorio y cultura como la Sierra Norte de Oaxaca y Tekax en el sur de Yucatán, que nos muestran la identidad de los pobladores de nuestro país, pues sus valles, cavernas, poblaciones, lenguas, tradiciones, música y gastronomía son ejemplo de su relación con la naturaleza y sus saberes.

Hay que recordar que el paisaje es el resultado de la puesta en práctica de una cultura territorial y, en ese sentido, es un elemento de identidad y recurso patrimonial. Por ello, los invitamos a conocer los distintos estados de México como Colima, Chiapas, Puebla y Tamaulipas de los que encontrarás información en este número de la revista.

Dalila Calvario