Nueva Guinea es la segunda isla más grande del mundo.
El origen del Café
Texto: Aventura Vertical
Fotografía: Aventura Vertical y Creative Commons.
Nueva Guinea (Google Maps)

Existen varias leyendas sobre el origen del café, lo que tienen en común es que se localizan en África, la más famosa de ellas es la de Kaldi o Kaldhi, un supuesto campesino que casualmente nota la planta gracias al gusto de sus cabras por comer cierta cereza que las volvía “locas”. Hoy vamos a a contar una historia distinta y posiblemente más precisa.

De acuerdo con la Universidad de Columbia Británica, Abu al-Hasan al- Shadhili fue el nombre de un estudioso islámico que supuestamente habría nacido en 1196, quien gracias a sus observaciones identificó a ciertas aves con una vitalidad inusual en Etiopía.

Al probar las mismas bayas que las aves comían antes de ganar energía, experimentó cierta vitalidad. En la misma región, los pastores de cabras notaron el efecto de la cafeína en sus cabras, ya que eufóricamente brincaban más de lo usual al comer cierto fruto. Cuando los pastores lo presentaron a los monjes, éstos desaprobaron su uso y mandaron a quemar las semillas y así descubriendo por casualidad el olor relajante del café al tostarse. Posteriormente en los monasterios Sufi de Yemen en el sur de Arabia, el café se conservó como sustituto de las bebidas alcohólicas.

En 1511 órdenes teológicas en La Meca (Arabia) decidieron prohibir el uso del café, 13 años después se suspendió la prohibición y aparecieron las primeras cafeterías. En 1600, el papa Clemente VIII ordenó a sus asesores prohibir el café que llamaba “la bebida del demonio”; después de probarla y encontrarla deliciosa, el papa personalmente aprobó la bebida y rápidamente se esparció por el mundo católico.

Aunque es imposible saber quién o quiénes disfrutaron por primera vez una taza de café, lo cierto es que el origen de la planta se localiza en las regiones bajas de Guinea, pues ahí existen alrededor de 120 tipos silvestres de coffea o planta de café. Con el tiempo, las especies polinizadoras como insectos, aves y murciélagos llevaron consigo las semillas y la planta colonizó todo África Ecuatorial y la región de Madagascar.

 

Hablar del café en México involucra inevitablemente la historia del desarrollo de la cafeticultura veracruzana, debido a que el café ingresó a México por las costas de este estado y fue en su fértil serranía donde encontró la insolación, altitud, temperatura y humedad apropiadas para prosperar.

Café Flor Catorce en Xalapa.
Café Flor Catorce en Xalapa, Veracruz.

En el territorio cafetalero de Veracruz se distinguen 10 regiones: al norte del estado se encuentra Huayacocotla y Papantla; en la zona centro Atzalan, Misantla, Coatepec, Huatusco, Córdoba y Zongolica; la zona sur comprende Tezonapa y Los Tuxtlas.

Museo del Cafe, El cafe-tal apan, Veracruz.

El café de los productores de Veracruz ha ganado en repetidas ocasiones los cuatro premios en el Concurso Taza de Excelencia, organizado por el Alliance for Coffee Excellence, haciendo honor a la historia como uno de los mejores cafés del mundo.

Además, los cultivos arbolados constituyen la franja boscosa continua más importante del estado, siendo el cultivo del café un guardián de la diversidad, el agua, el suelo, el aire, la cultura y el desarrollo de muchísimas familias veracruzanas.

Museo del Cafe, El cafe-tal apan, Veracruz.

En esta ocasión visitamos la región Xalapa-Coatepec, aquí la economía gira en torno al comercio, los servicios y la agricultura: café, caña, mango y en los últimos años limón (el tipo de cultivo cambia con las demandas del mercado comercial). El café coatepecano se distingue por su fama como uno de los mejores cafés del mundo, su perfil de sabores se cataloga como la joya de las notas a chocolate, frutas y caramelo.