Playas muy bien conservadas.
“El nombre del estado de Colima viene del reino de Colímolt o Collimán como Hernán Cortes apodó a quien se supone fue el último gran señor de Colima; si embargo, todavía está en duda su existencia, pues no se dispone de ningún registro antiguo que lo pruebe. Collimán podría interpretarse como tierra de los que tienen abuelos divinos. Colima es un estado caluroso donde predomina la humedad, con algunas excepciones en donde el clima puede llegar a ser semiseco; cubre un territorio de apenas 5 267 km2 que representa 0.3% de la superficie terrestre del país. En el año 2010 la ciudad de Manzanillo tenía una población de 160 420 personas.”
Manzanillo.

Manzanillo
Es la ciudad más poblada del estado, también es capital del municipio con el mismo nombre; al sur de ésto se encuentra el océano Pacífico y por el oeste y noreste colinda con el estado de Jalisco. La ciudad está rodeada por tres bahías: la de Manzanillo, Santiago y Cenicero. Manzanillo fue uno de los primeros puertos que construyeron los españoles en el Pacífico. Su nombre le fue otorgado por un frondoso árbol de manzanilla, sin embargo, en Jalisco ya existía el puerto de Manzanilla; es por eso que decidieron llamar al puerto Manzanillo: en la lengua náhuatl tradicional Manzanillo es Cozcatl, significa lugar de joyas o donde se hacen collares; se cree que este lugar fue el principal proveedor de perlas y joyas para los mexicas durante el siglo XV.

Comala
Es uno de los Pueblos Mágicos de México, también conocido como el Pueblo Blanco de América, parte de sus encantos está en los colores claros de las fachadas de las casas y el terracota de sus tejados. Comala significa lugar donde hacen comales o lugar de comales; fue declarado zona de monumentos históricos en 1988 y Pueblo Mágico de México en 2002. Algunos de sus atractivos son la Parroquia de San Miguel Arcángel de estilo neoclásico, construido en el primer tercio del siglo XIX y la ex Hacienda de Nogueras, que fue la hacienda cañera de don Juan de Noguera, construida en el XVII. Las fiestas principales de Comala inician el 12 de diciembre, y en ellas las corridas, los jaripeos, las peleas de gallos y bailes con atuendos tradicionales son lo típico. Desde el punto de vista gastronómico, Comala es conocido por sus botanas, el tatemado, el pan dulce y los ponches que son bebidas alcohólicas preparadas a base de mezcal de maguey, taxca y frutas de la región como la guayabilla, la ciruela pasa, el tamarindo, el coco y la granada.

Centro de Comala.

Los trabajos artesanales más conocidos de Comala son los elaborados en maderas finas, principalmente de caoba y parota. Una atracción importante es que los alrededores del pueblo son excelente opción para los campistas: lagos rodeados de bosque y montaña son perfectos para acampar o pasar la noche en un rústico hotel.

 

El bosque
Cuando uno visita Manzanillo no puede dejar de conocer el bosque tropical que se encuentra a sólo unos kilómetros de distancia del centro. En los primeros tramos del recorrido se atraviesa un gran campo de árboles de mangos; se pueden recoger algunos para comerlos más adelante; mientras avanzas es fácil notar como el terreno cambia y se comienza a subir por lomas con mucha vegetación a los alrededores; cuando se alcanza el punto más alto, el suelo comienza a empinarse un poco y tiempo después la vegetación se vuelve menos densa y la brisa del mar comienza a percibirse.

Increíble vista en Manzanillo

Se llega a un pequeño mirador, en el que se puede ver un bonito paisaje: el mar y la sierra, y de inmediato surgen las ganas de bajar a la playa. Esta playa es zona de anidación de tortugas y hay muchos cangrejos ermitaños, así que el recorrido se tiene que realizar con cuidado para no resultar heridos; por la hora, el sol comienza a cambiar de posición para ocultarse y el tono de la luz se vuelve dorado y el mar parece un espejo súper reflejante que hipnotiza con su belleza.
Manzanillo es un destino turístico principalmente ocupado por turistas nacionales que buscan alternativas novedosas. Las playas de Manzanillo están mejor conservadas por la poca afluencia de visitantes; sin embargo el segmento de sol y playa es el más competitivo a nivel nacional, es por eso que este destino se ha renovado como oferta turística. Ahora se pueden conseguir más vuelos nacionales e internacionales al aeropuerto de Colima y al de Manzanillo, esto con el propósito de captar la atención de todo tipo de turistas. La variedad en el hospedaje es amplia: de habitaciones básicas a servicios de lujo. Manzanillo apuesta a todas sus cualidades turísticas, que van desde la pesca deportiva, los paseos en altamar, las bodas, la aventura y el ecoturismo hasta las maravillosas tradiciones de sus pueblos.

https://www.visitmexico.com/es/destinos-principales/colima/manzanillo