Reserva de la Biosfera Pantanos de Centla: Joya Natural

1002
pantanos de Centla
pantanos de Centla

La Reserva de la Biosfera Pantanos de Centla, Belleza Natural.

Al visitar Tabasco, una excelente opción para explorar es “La Reserva de la Biosfera Pantanos de Centla” ubicada en los municipios de Centla, Jonuta y Macuspana, en el noreste del estado.

La reserva de la biosfera pantanos de Centla, protegida desde 1992, cuenta con más de 302,000 hectáreas de tierras nacionales, privadas y ejidales.

Y es hogar de más de 100 cuerpos de agua dulce, como lagunas interiores, arroyos, ríos y lagunas costeras.

El significado del nombre Centla, que proviene de tiempos prehispánicos con influencia del náhuatl, es “mazorca de maíz”. Esta región estuvo habitada hace más de 1000 a.n.e, según los vestigios arqueológicos olmecas y mayas encontrados en la zona. Durante siglos, los mayas mantuvieron comunicación y comercio con las poblaciones emplazadas en Tabasco, Chiapas y Guatemala, mediante rutas que incluyeron los ríos Grijalva y Usumacinta.

Pantanos de Centla
Pantanos de Centla

La Reserva Biosfera Pantanos Centla; este ambiente siempre verde, con abundante agua por todos lados, es parte del enorme ecosistema creado por el delta de los ríos Grijalva y Usumacinta. Estos ríos son portadores de un inmenso caudal que transporta el 30% del agua superficial de México y descargan en el mar.

Los recorridos por esta área pueden variar, pero en cada uno se puede apreciar la gran belleza escénica de esta cuenca hidrológica formada por más de 100 cuerpos de agua .

Reserva Biosfera Pantanos Centla son declarados Área Natural Protegida por el gobierno federal en 1987 y decretada Reserva de la Biosfera el 6 de agosto de 1992. Desde 1995, la reserva forma parte de la Convención Relativa a los Humedales de Importancia Internacional (RAMSAR).

Fauna

En el recorrido por estas tierras cercanas a la costa, se puede navegar por extensos canales, ríos y lagunas, y adentrarse en la selva tropical. Los cuerpos de agua están llenos de aves acuáticas como garzas grises, blancas y rojizas, cormoranes, águilas pescadoras y martines pescadores, así como, otros animales comunes en este medio; como iguanas y cocodrilos.

En esta zona bañada por las aguas del Golfo de México, los biólogos han registrado alrededor de 300 especies de aves

Pantanos de Centla
Pantanos de Centla

incluyendo migratorias como patos, pelícanos y rapaces, que junto con el resto de la fauna silvestre suman más de 600 especies de vertebrados.

Entre los que están el manatí, el pejelagarto, la nutria, el jaguar, las tortugas blanca, guao y jicotea, así como decenas de especies ya desaparecidas en otros sitios.

En terrenos más secos, se pueden caminar por veredas entre la vegetación de la selva baja y mediana, donde se pueden apreciar varias especies de; palmas, arbustos, lianas y grandes árboles de hojas siempre verdes todo el año, en cuyos troncos y ramas abundan las epífitas, como; cactus, bromelias y orquídeas.

Los árboles más altos son hogar de aves canoras como calandrias, viveros, mosqueros, y palomas, así como; iguanas, culebras bejuquilla, tepezcuintles y cientos de mariposas

El clima es cálido y húmedo casi todo el año, con temperaturas promedio de 26 oC y lluvias en verano, lo que provoca la presencia constante de mosquitos, por lo que se recomienda protegerse con repelente y usar ropa de algodón.

Ríos y lagunas

En un punto más al este de la reserva, en los límites estatales entre Campeche y Tabasco se encuentra el río San Pedro y San Pablo que en esta porción es navegable y constituye una excelente opción para conocer otros aspectos de la reserva.

Aquí el recorrido es de casi 30 km que necesariamente hicimos en lancha, donde navegamos alrededor de una hora para llegar hasta la laguna El Cometa: un sitio especial que recibe este nombre porque reúne el caudal de siete arroyos.

Pantanos de Centla
Lanchero en muelle de la estación

Ahí se encuentra la Estación de Apoyo de la Reserva de la Biosfera; que consiste en una embarcación acondicionada como casa habitación que funciona como laboratorio flotante y como recinto temporal para quienes desarrollan proyectos de investigación científica.

Nos adentramos entre manglares de más de 20 m de altura y pasamos por estrechos canales semi ocultos, entre sus altas raíces; también crecen palmas, popales y lirios acuáticos.

Bajo estas aguas verdosas vimos la silueta de un animal prehistórico muy abundante por aquí y que ha dado fama a la cocina del estado: el pejelagarto, que en estos alejados ambientes alcanza grandes tallas de hasta 70 cm.

En estas aguas también abundan las mojarras; robalos, bagres, jaibas, cangrejos, caracoles tegogolos

y muchos animales acuáticos más, pues hasta aquí llega la influencia del agua marina que penetra hasta 30 km tierra adentro.

En esta reserva existen otras rutas ecoturísticas como Nueva Esperanza y San Juanito, ideales para la observación de aves.

Otros paseos colectivos nos conducen por uno de los humedales más extensos de Norteamérica, con la más alta biodiversidad y que está considerado entre los 15 más importantes del mundo.

Pantanos de Centla
Pantanos de Centla

Durante nuestra estancia en la reserva aprendimos que es un excelente refugio para la vida silvestre. Proporciona servicios ambientales a través de la recarga y descarga de acuíferos, influye en el control de inundaciones; la exportación de biomasa y la protección contra tormentas, entre otros factores.

Al final del día, Centla también ofrece playas como Miramar, Playa Azul y Pico de Oro, y lo mejor, que cualquier restaurante de Frontera y poblados aledaños ofrece platillos exquisitos de los productos de la pesca del día, para que el visitante regrese y decida conocer nuevos aspectos de esta región

Como llegar